top of page
  • Foto del escritorLonghun

理精法密 La teoría es precisa y el método es complejo.

“La teoría es precisa y el método es complejo”, sin duda es una de las frases más destacadas que nos heredo el gran maestro de Taijiquan Hong Junsheng. Hoy 30 de marzo, en el día de su cumpleaños queremos compartir parte de su vida y trabajo por el Taijiquan.


Hóng fue reconocido en vida como un cultor popular consumado de su arte. En él, vida y obra son indistinguibles. Fue, y sigue siendo, una voz altamente respetada en el diverso mundo del Taijiquan y las artes marciales chinas. Dejó huella en quienes tuvieron contacto con él, ya no solamente por su sabiduría en el ámbito marcial sino también por su sabiduría en la conducción virtuosa de su vida cotidiana. Hóng escogió el camino marcial ante todas las vicisitudes que le tocó vivir con los cambios sociales: el despojo, la pobreza, el hambre. Lejano a las distinciones sociales entre las personas, su trato con los demás tenía como base el respeto, la prudencia y la modestia. Esto se refleja también en el tipo de maestro que fue. Hóng fue un maestro del quán (método marcial) respetuoso de las tradiciones, pero en su actuar solía desarticular rigideces jerárquicas innecesarias y obstaculizadoras del aprendizaje. No se consideraba más ni menos que sus estudiantes. Para él, eran todos compañeros en un mismo viaje. En su pensamiento: el aprendizaje es infinito y cuando yo enseño, aprendo; y el que aprende también me enseña. Es la cooperación mutua lo que hace crecer el arte, y el arte es mucho más que tal o cual persona. El maestro, no es el maestro. El maestro, es el quán .


A continuación un fragmento de la traducción de su libro “陈式太极拳实用拳法”

Método practico del Taijiquan estilo Chen escrito por el maestro Hong:


......Mi maestro solía decir: “Al aprender Tàijí, para progresar constantemente, es necesario prestar atención a los detalles. El gōngfū tiene esta cualidad, en que el tiempo y esfuerzo que le dedicas tiene siempre el mismo resultado. Si dedicas tanto tiempo como yo, debieses ser tan bueno como yo. Si dedicas más tiempo que yo, tu gōngfū deberá ser mejor que el mío. En este arte no hay trampas. No hay atajos”. Decía además: “Los hijos de aquellas personas que hayan desarrollado un arte famoso, tienen las condiciones dadas para heredarlo. Pero no tienen de por sí el derecho a tal herencia, puesto que no se trata de un objeto que los hijos o los nietos puedan heredar directamente. Cuando acuden a mí con el deseo de aprender, yo deseo entregárselos directamente, pero eso no es posible. La labor de un maestro es la de un tutor. El aprendizaje mismo, lo debe hacer el estudiante. Cuán lejos y cuán rápido puedas llegar, y el mismo hecho de llegar o no a destino, todo eso depende solamente del estudiante. Pero la rectitud de la dirección, sí depende del tutor”. Al enseñar, mi maestro no solamente describía cómo lo había logrado él, también consideraba el talento natural de las personas y el método que entonces debiesen usar. Decía: “Hay divergencias en las habilidades naturales de las distintas personas, pero esa diferencia no es del todo significativa. Aquellos algo más listos, serán un poco más rápidos en la fase de aprendizaje, pero eso suele conducir a una disminución del esfuerzo. Hay tres tipos de personas lentas: el primer tipo de persona es la que es lenta, pero que se niega a admitirlo. A estas personas no se les puede ayudar. El segundo tipo, son las personas que admiten que son lentas, pero además tienen baja autoestima. Piensan que no son tan listos como los demás y ni siquiera se disponen a intentar aprender. El tercer tipo, son quienes saben que son lentos pero tienen férrea voluntad. Creen que si otros pueden aprender, ellos también. Que deben aprender bien y superar a los demás. Su método es: si otros pueden hacer uno, yo haré cien; si otros pueden hacer diez, yo haré mil. Así es el antiguo método de aprendizaje: adquiere amplio conocimiento, investiga cuidadosamente, contempla profundamente, distingue claramente, y lo más importante, actúa en concordancia con todo eso”....

Si te ha gustado este fragmento, te invito a leer el libro, ya que trae muchas historias, teorías, poemas y clásicos del Taijiquan redactados por el maestro Hong.


_________________



En la ciudad de Jinan, el maestro Hong fue un personaje tan influyente y tan importante, que en muchas partes donde realizaba su enseñanza como la siguiente fotografía en donde estuve el 2013 (Lago Daming, el lago más grande de Jinan ), se dejo grabado en piedra “洪传陈式太极拳大明湖辅导站”, ¨Punto de entrenamiento Daminhu del Chen Taijiquan difundido por Hong¨.



Por otra parte, Hong Junsheng, fue el maestro de Li Shufeng (mi maestro directo), al cual le heredó no solo el Quán, sino también su forma de ver la vida. Hoy en maestro Li Shufeng sigue transmitiendo sus enseñanzas en Jinan,

Shandong y el próximo mes hablaremos de él.


El maestro Li Shufeng, es el maestro de Hong Taijiquan de Aznous Boisseranc, 2da Generación del Taijiquan transmitido por Hong Junsheng.






Hoy como todos los años, comparto una pequeña parte de su vida, rindo honores a sus enseñanzas y agradesco ser parte de esta familia marcial. En la siguiente fotografía estoy en el mausoleo de Hong en Jinan el 2015, mientras terminaba mis estudios de maestría en la universidad de Shandong.

Seguirán pasando los años y Hong Junsheng seguirá viviendo en nuestra práctica y en nuestras enseñanzas.


236 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page