top of page
  • Foto del escritorLonghun

La mediocridad del Wushu-kungfu nacional


Estimados lectores


Hoy hemos querido tocar este tema, ya que en nuestros años de difusión y desarrollo en Chile, no sólo hemos difundido nuestras tradiciones, sino que también nos hemos esforzado por apoyar y generar un puente con China, para que más personas tengan oportunidades de aprender con entrenadores, profesores y maestros de primer nivel. (Seminarios maestros Zheng Jianping 2018. Master Wang Fengyong 2019)





Lamentablemente en estos años, nos hemos topado con muchísimas dificultades para poder realizar nuestro trabajo, ya que cada vez que se ha realizado un evento, en su mayoría nos enfrentamos contra la MEDIOCRIDAD de muchos de los profesores, maestros e instructores de Wushu-kungfu en este país. Que para peor, solo se esfuerzan para mermar, boicotear y anular a quien intente hacer las cosas mejor que ellos. Como dice el dicho: ¨No hacen ni dejan hacer.¨

Nuestro ánimo no está en la crítica destructiva, tampoco en contra de ningún organismo, ni menos en contra de todos aquellos practicantes que se esfuerzan por dar lo mejor de sí, es más bien en contra la mala administración de los organismos del país (privados y públicos) que supuestamente difunden y desarrollan el Wushu nacional. Habiendo literalmente mafias que no permiten el normal ingreso a las organizaciones, manipulación de los puntajes para quedar seleccionado, y malformación de la información en redes sociales. Esto se suma al poco profesionalismo, ya que todo lo que se hace siempre se lleva a nivel personal: siempre"pueden participar lo que me caen bien, no pueden participar los que me caen mal", mermando la posibilidad de qué ingrese nueva gente, de qué se formen nuevos instructores, de qué se desarrolle realmente esta disciplina en Chile. Transformándose en poco menos que una secta, donde todo aquel que no pertenece a tales organizaciones, simplemente es un enemigo y está en contra de esta.


Sin duda alguna podríamos escribir muchísimo de todas las malas prácticas que se realizan en estas organizaciones, como también fuera de ellas, ya que también por fuera muchos dicen que le importa desarrollar el Wushu-kungfu, pero solamente desean auto-beneficiarse, que les den reconocimiento y galardones, solo les importa el dinero y no le interesa el beneficio de la comunidad, Y siendo bien honesto, es imposible que una disciplina se desarrolle en un lugar donde existe el separatismo, individualismo, y sobretodo la mediocridad.

Económicamente hablando, es imposible con un par de personas crear proyectos que generen altos ingresos los cuales permitan traer expertos desde China, comprar implementación para los deportistas, como por ejemplo un Leitai o un tapete, ropa, etc. Imposibilitando que se financien incluso los pasajes de los deportistas para participar en eventos internacionales, por lo cual es urgente entender que el esfuerzo individualista, no nos llevará a nada.

La mediocridad, el conformismo y el egoísmo están presentes tanto en las organizaciones como fuera de ellas, solo hay una minoría que hace las cosas de forma seria, desea compartir, trabajar por el bien común y llevar el respeto y confianza hacia sus pares. Otros simplemente como se dice ¨se compraron una isla¨ o ¨se metieron en su cueva¨, vale decir, ya no les importa nada más que su propia escuela y gente, todo esto es consecuencia por la constante decepción a estas organizaciones, ¨Amigos del Wushu¨ o sus ¨Sifu´s¨ que aprovechaban de abusar de ellos y violentarlos cada vez que podían.


Nuestra visión es crear, participar o apoyar a todos los que desean realmente difundir y desarrollar el Wushu en este país y en el extranjero, para eso lo primero que se necesita es el apoyo, confianza y respeto de todos los participantes (escuelas, profesores, maestros), abrirse a escuchar la diversidad de opinión, aprovechar el talento, experiencia y experticia de los que más saben (ya que hay varios campeones que son ignorados y apartados), abrir la oportunidad a todo aquel que desee crecer y seguir aprendiendo, crear instancias para traer expertos de China generando cursos de certificación de grados, cursos de instructores y jueces de torneo, y proyectarse mínimo 10 años para formar nuevos talentos, son algunas de las formas que posibilitan que realmente el Wushu-kungfu se desarrolle en este país o en cualquier país.


En China se dice:

“人多力量大,团结力量强,集中力量办大事”

Entre más gente más fuerza, más union más nos fortalecemos, la union permite hacer grandes cosas.



Nuestro animo siempre ha sido unirnos con otras escuelas, profesores o practicantes, que deseen compartir, capacitar, practicar o hablar de Wushu, para el crecimiento general, más allá del desarrollo individual de la escuela Longhun, hacer una COMUNIDAD, la cual permita el intercambio sano, la critica constructiva y el desarrollo de proyectos, ya que es muy difícil en muchos casos, realizar proyectos económicamente altos sin los recursos que pueden generarse a través de la mutua colaboración entre escuelas.


Esperamos que esta publicación nadie se lo tome a la personal, ya que nuestra critica va más allá de las personas, ya que el individuo es solamente la herramienta para que el Wushu-kungfu se desarrolle de forma sana.


Jiayou!






636 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page